Obras completas de Platón. II. Diálogos polémicos: Filebo, Teetetes, Eutidemo, El sofista, Parménides, Menón, Crátilo por Platón

Obras completas de Platón. II. Diálogos polémicos: Filebo, Teetetes, Eutidemo, El sofista, Parménides, Menón, Crátilo por Platón

Titulo del libro: Obras completas de Platón. II. Diálogos polémicos: Filebo, Teetetes, Eutidemo, El sofista, Parménides, Menón, Crátilo

Autor: Platón

Número de páginas: 665 páginas

Fecha de lanzamiento: October 18, 2018

Descargue o lea el libro de Obras completas de Platón. II. Diálogos polémicos: Filebo, Teetetes, Eutidemo, El sofista, Parménides, Menón, Crátilo de Platón en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Platón con Obras completas de Platón. II. Diálogos polémicos: Filebo, Teetetes, Eutidemo, El sofista, Parménides, Menón, Crátilo

Estos dos grupos (el de los “Diálogos socráticos” y el de los “Diálogos dogmáticos”), una vez aceptados, el tercero (“Diálogos polémicos”) se forma por sí mismo, porque comprende todos los diálogos colocados entre la juventud y la ancianidad. Observad que las obras de este tercer grupo intermedio presentan caracteres sensiblemente análogos. Todos son polémicos y refutatorios; como el “Teeteto” en que aparecen discutidas y sucesivamente destruidas todas las definiciones de la ciencia; el “Parménides”, que nos patentiza las diferentes tesis que se pueden sentar sobre el ser y sobre la unidad, para mostrarlas sucesivamente como insuficientes y erróneas; el “Sofista”, cuyo objeto principal es batir en brecha las doctrinas de las escuelas de Elea y de Megara. En ninguno de estos diálogos veréis que la discusión conduzca a ninguna conclusión dogmática. Por este carácter, esencialmente negativo, los diálogos de que hablamos se separan completamente de las grandes composiciones dogmáticas por donde Platón ha terminado su carrera filosófica. Y por otra parte, ¿qué línea profunda de demarcación no se nota entre los diálogos, tales como el “Sofista”, el “Teeteto”, el “Parménides”, el “Filebo”, en los que se desenvuelven los más grandes problemas de la metafísica en todas sus profundidades, y estas composiciones encantadoras, pero evidentemente más modestas, en que el joven discípulo de Sócrates se esfuerza ante todo, como en el “Eutifrón”, el “Protágoras”, el “Critón”, en hacer revivir la persona, el método y la enseñanza de su maestro?